miércoles, 23 de mayo de 2007

Como han pasado los Años

No hay más soledad que la de hoy, comenzó un nuevo año y no veo cambios, todo está como hace unos días cuando ilusionado te escribía cartas de amor y de esperanza, lo mismo te he de escribir ahora, sólo que más triste.
Los días pasan muy grises, y te pienso… no puedo hacer otra cosa que pensar en ti, es un círculo vicioso en el que me encuentro, Te pienso amor… te pienso.

Si no fuese así no estaría escribiendo esta carta eaperando que algun día la leas.
Un año que se nos fue… es otro año esperando que un día aparezcas y me digas que ya nunca más te irás.

Las horas de mi reloj se han detenido en el tiempo y me transportan a otro mundo donde quisiera estar contigo, estar en tus brazos sin prisas, sin nada que nos estorbe.

Me desprenderé hasta de mis vestimentas para esperarte en completa soledad y libre de cualquier prenda que me estorbe, quiero abrazarte, llorar contigo y poder decirte que te amo tanto que aunque no reclame tu presencia o te diga que no quiero verte más… no es verdad, porque sólo contigo quiero estar.

Y… te sueño,
y… te vuelvo amar,
y… no te dejaré jamás.

Me abrazo a mi almohada, única testigo de mis penas, única confidente de mi soledad.
¿Un año más…?
Bueno mi amor, qué más da, ya sabes que el día que prometí amarte no puse condiciones ni contrato de por medio, tan sólo este corazón que no sabe más que Amarte, con este amor tuyo y mío, amor de siempre.

Un año… bueno seguiré esperando que un día Dios te traiga a mi para abrazarte y no dejarte ir nunca más. Es verdad amor, que no hay mayor soledad que la de hoy, pero la brisa me trae el dulce recuerdo de tus palabras fieles.

(El amor es así y no puedo ni quiero dejar de pensar en tí)

Y vuelvo a soñar que pronto estarás conmigo, aquí, en mi cuarto… Junto a mí… oliendo tu cabello… Tocando tus manos que se pierden en mi cuerpo, buscando el amor que tanto soñamos los dos.
Por eso, sí, por eso… por eso… es que te amo como te amo